Páginas vistas en total

17/2/12

Vestigios Nº 6

No Amanece Quien...


No amanece y en la oscuridad queda,
aquel que hace puñales con sus palabras ,
quien vierte en sus manos sólo espinas
y tan agriamente lleva brumas en su mirada.
No amanece y en la oscuridad permanece,
quien no se abre al dolor de sus hermanos,
quien oculta lo que siente , cayendo en la hipocresía,
quien cierra sus ojos ante lo injusto.
No amanece y en la oscuridad queda
quien es indiferente a su entorno.
Quien sólo busca su bienestar material
y no sabe elevar su dignidad como persona.
Quien mezquina un consejo y desoye el que le dan.
No amanece y en la oscuridad queda,
quien se encierra en sus ambiciones,
quien desprecia el camino de la cultura,
y se vuelve esclavo del consumismo.
Quien sólo sabe hablar y nunca escuchar.
Quien admite que sólo tiene derechos,
y no reconoce sus errores.
No amanece y en la oscuridad queda,
quien se cree superior a otros
sintiéndose infalible.

 "Si no compré mi cerebro, si lo he recibido por gracia divina,todo lo que creo  no lo registro, lo dono, mis escritos cuando salen de mí, ya no me pertenecen y en el papel siembro semillas para alimentar a mis hermanos. Nunca he participado en concursos ni antologias”. Mi  inclinación por  el escribir , lo he expresado en versos, diciendo:
Vivo y muero en mis letras, / hay algo imperceptible/ que derrama en mí esta adicción /de la que no puedo escapar,/ y donde me nutren/ arroyos interminables
                                                                                                                          Stella Maris Taboto
 ----------------------------------------------------------------------------------------------------


La Revolución es un Sueño Eterno


Siempre me sedujo la palabra Revolución. Será porque de chico me gustaba leer a los grandes revolucionarios que golpeaban a mi mente adolescente sin saber bien de que se trataba la cosa, pero seguro de que algo interesante había en ellos y en sus acciones. Era una palabra atractiva, arrasadora, voraz. Con los años aprendí que revolución es cambiar el orden establecido por otro,  iniciar un nuevo proceso social y político, borrón y cuenta nueva, un cambio radical. Con los años, gradualmente, fui conociendo el marxismo, el socialismo y la palabra se clarificó. Gramsci, Marx, Engels, Lenin, Mao, Rosa Luxemburgo y los restantes demonios del capitalismo vinieron a iluminar mis noches y a aclarar mis días. Y ya nada fue igual. Entendí que una sociedad nunca puede salir adelante si está guiada por las injusticias, las desigualdades, la explotación del ser humano y todo mal social que se cuadre. Nadie debería dormir plácidamente sabiendo al vecino carente de una cama; nadie debería sentirse pueblo si antes no descubrió el sentido del nosotros; el sentido de colectividad nos hermana y dignifica, y todos sabemos que la dignidad es el motor que mueve al ser humano.
Hoy respiramos vientos de cambio, degustamos tímidamente, con miedo, producto de tantos años de represión y garrote, la miel de la libertad. Y eso suena lindo. Me entusiasma la nueva Ley de medios Audiovisuales, la descentralización de la información, el control de las importaciones. Me prendo con la posibilidad del debate, de discutir una nueva opción política, de saber que las decisiones ya no van a estar manejadas solo por aquellos que tienen el capital y el poder, y trastocadas según sus conveniencias y deseos. Hoy siento que la revolución es posible.
Hace unos días cumplí años y me di cuenta que ya dejé de ser un “pendex”, que ya el tiempo me viene pisando los talones para saltar a la otra vereda, y eso justamente me llevó a pensar que mi tiempo se acorta, la brecha se achica, que si hay sueños, este es el momento justo.
He comprendido que uno no puede pasarse la vida ensanchando los ojos ante las injusticias, desigualdades, ninguneos, manipuleos y todo esa sarta de iniquidades que empobrecen el alma y el espíritu. He decidido dejar de ser uno más del montón, uno de esos que lanzan la blasfemia pero se ocultan detrás de un vidrio blindado, sin ánimo de mojarse el orgullo y la decencia. He decidido ser acción. He decidido dejar de ser el aprendiz para pasar a ser el maestro (la edad ya me lo permite); he decidido que uno no vive si esa vida no está marcada por la decencia y la humildad, que uno no llega a realizarse si no cumple con sus sueños.
Se (estoy plenamente seguro) que no soy el único, que somos varios, que solo esperamos el empujoncito que nos despierte, que nos vuelva humanos, y el corazón al cuerpo. Imagino a aquél famoso hidalgo de La Mancha, imagino a los gigantes y a los molinos, y sé que la utopía es posible, sé que no soy el único soñador. “La revolución consiste en mirar una rosa hasta pulverizarse los ojos” decía Alejandra Pizarnik; la revolución más grande es aquella que iniciamos dentro de nosotros, en nuestra mente y en nuestro corazón. Ningún cambio es posible sin el concurso de los sueños, y ningún sueño puede limitarse a un tiempo escueto y medido, pues en el proceso descubrimos que aquello que tanto anhelamos alcanzar tiene la medida de lo eterno. El futuro me espera, nos espera; el presente me desvela.  El desafío se rumorea utópico y eso llena de brío a ese hombre incompleto que soy y que todavía cree que es posible  la eternización del sueño en su patria chica.                 
                                                     Fabián Mancilla, 20 enero 2012.
                           
 -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------






Expresión Condicionada


Mis palabras,
siempre encadenadas,
nunca dijeron lo que sintieron mis ganas;
éstas, siempre reprimidas,
aprendieron a dejar el aire establecido
-bocas lavadas.

Por eso,
no recitéis mis versos;
dejad de envenenarlos.
Pues  sólo el niño puede entonar un poema
y arrancar la flor marchita,
por dejarle de ser bella su muerte.


Alejandro Gómez García




              ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La  Pieza



Tenía 9 años y el coraje infinito que sólo da la falta de vivencias en la vida.
Es por eso que haciendo caso omiso a los rumores que había mamado desde mi nacimiento  relacionados con “la pieza” , estuve varios días agazapada estudiando todos los movimientos de la casa para poder descifrar quién tenía la llave de entrada a la misma y dónde estaba escondida.
En ella vivían mis abuelos. Desde siempre perteneció a la familia, y  por conversaciones que se interrumpían drásticamente cuando llegaba o me aproximaba, había llegado a la conclusión de que algo pasaba relacionado con la misma, pero nadie me lo quería decir.
Además, cada vez que inútilmente quería entrar en ella, los gritos de quien estaba más cerca en ese momento, coartaba mi  impulso, recibiendo  además, una larga y muy bien estudiada reprimenda.
Entonces, cansada de tanto misterio, resolví develarlo personalmente.
Me fue difícil encontrar el escondite de la famosa y bien cuidada llave, pero lo logré por un descuido verbal de mi querida  y recordada abuela Teresa, quien nunca supo de su indiscreción.
Ese día estuve demasiado nerviosa, a tal punto que las horas, otrora lerdas y monótonas, pasaban cual vuelo de águilas.
Y la noche llegó, y con ella los preparativos minuciosamente programados.
Me puse el pijama, saludé a todos y me acosté. Debajo de la almohada ya tenía preparada la linterna.
Esperé ansiosa a que todos se acostaran. Mi corazón parecía un caballo desbocado corriendo por el prado sin lazos ni alambrados, tal eran los sonidos que producía y repercutían en mi adrenalina que
circulaba a muchas revoluciones por segundos. Lo sentía latir en mi garganta y en mis sienes.
Cuando comprobé que todos dormían me levanté sigilosa y fui hasta la cocina a buscar la llave que estaba escondida detrás de un ladrillo flojo de de la marlera, donde mi abuela almacenaba el indispensable combustible para su cocina a leña.
Ya los latidos repercutían como bombos en mi cabeza, y al poner la llave
muy despacito en la cerradura comenzó a erizarse mi espinilla haciéndome
sentir una sensación que iba del calor al frío y  del quedarme al huir.
Pero me quedé… y entré.
Todo estaba en la más absoluta oscuridad. Prendí tímidamente la linterna y  me petrifiqué.
Cerca de la ventana que daba al patio trasero, había una pequeña mesa, y detrás de ella, entre un humo verde que flotaba en casi toda la habitación,  había  un espectro sentado, con un turbante negro en su cabeza.
 La penumbra  sólo permitía que se notara su contorno por la iluminación que producían las velas que despedían un claro olor a incienso.
 Comencé a desandar lo recorrido calculando el lugar de la puerta que estaba a mis espaldas con el sólo objeto de salir corriendo.
La figura se levantaba despacio, con una mano extendida hacia mí que ya hasta había perdido la noción de quién era, y en su avance, con una voz ronca y gutural decía cosas ininteligibles, suplicando que fuera a su encuentro, aunque me parecía que lo único que quería era atraparme y llevarme con él.
Cada vez estaba más cerca. Me parecía sentir su respiración caliente y putrefacta danzando sobre mi cara.
Mi mano  volcada hacia atrás,  tomó el picaporte que, negándose a que lo pudiera abrir,  quemó intensa y profundamente mi piel.
Ya desmayaba. El terror me producía  un dolor tan intenso en el pecho que creía que un infarto terminaría con mi corta vida.
De pronto sentí que me sacudían bruscamente. Abrí los ojos cargados de pánico  pero  encontré la cara dulce y serena de mi abuela.
Di  un salto en la cama y la abracé tan fuerte que mi ímpetu desmedido le produjo mucha risa.
 Me invitaba  a desayunar, así que solamente calcé mis chinelas y fui tras ella dando gracias de haber despertado de esa terrible pesadilla.
Ya sentada, y mientras servía su siempre exquisito café, refunfuñó diciendo como todas las veces:
_¿A ver cómo están de limpias las manos? Las levanté rápida para mostrárselas, porque el aroma de ese brebaje me atrapaba, cuando  escuché que me decía:
_¿Qué te pasó?, ¿te quemaste?
Mientras la garganta se me cerraba nuevamente de susto miré mis manos y ahí, justo ahí, en la palma de una de ellas  y como grabado a fuego, estaba la marca irrefutable e inexplicable del picaporte de “la pieza”.
          
 Marta Díaz Petenatti- Noviembre del 2009


        ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Lentejuelas en Crespones


"Todas las palabras me parecieron tan superfluas
Dan  Desliu "



 ¿Qué le importará al mulo de la noria
si han plantado áloe vera alrededor
para que le dé buena energía,
si a él diariamente lo revientan  de cansancio?
¿Cómo va a apreciar el perfume
de la dama de noche,
si su olfato está tan abotagado por el  del sudor
que sólo huele su estiércol?
¿Se deleitará, acaso, con  sutiles y bellas mariposas
que  posen en su humillado pellejo
o las  confundirá con tábanos verdugos ?


¡Grítalo:

que al doliente no le importan
las vendas de  arco-iris
si su herida supura!
Le importa la asepsia y la morfina
y que alguien piadoso lo acompañe.
Todo lo demás es tan superfluo
como bordar lentejuelas en crespones.


Texto: María Teresa Bravo Bañón


Ilustraciones: Nicoletta Ceccoli 
 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ecología


En estos días hemos visto por televisión y leído en los diarios pertenecientes al grupo mediático “Clarín” la gran cobertura que le dieron a la mina de oro a cielo abierto, proyectada por la minera canadiense “Osisko”, en Famatina.
Nos parecen muy loables las quejas de los vecinos, defendiendo la ecología del lugar, protegiendo la tierra y el agua tan necesaria para la vida.
Grandes personalidades de la oposición como Pino Solanas mienten descaradamente, usando el libreto confeccionado por los grupos de poder, enemigos de todos los gobiernos populares y democráticos.
Nito Artaza se desgarra las vestiduras ante las cámaras, con lagrimas en los ojos le pide a la presidenta que haga algo por los pobladores de Famatina. Este senador  de la Nación es el mismo que avalo el proyecto de Aranda _EL 2º de Clarín_  cuando intento inundar 800 hectáreas en la provincia de Corrientes para sembrar arroz.
De acuerdo a los estudios realizados el emprendimiento además de romper el equilibrio ecológico, dejaba a muchos pobladores con sus campos anegados; también numerosas especies de flora y animales autóctonos iban a desaparecer. Asimismo este legislador voto en contra de todas las leyes que sanciono la Cámara.
Varias ONG se hicieron presentes en la Rioja para darle mayor sustento a la protesta, pero se olvidaron de los pueblos originarios, que sufren  día a día la contaminación causada por las fumigaciones realizadas con venenos prohibidos.
Todas las etnias nativas vieron en poco tiempo sus tierras desmontadas por monstruosas topadoras, que dejaron los campos desnudos de forestación y de animales salvajes.
Las aguadas naturales de donde estos hijos de la tierra sacan el agua para el consumo. También se contaminaron a causa de los tóxicos usados en los sembrados de soja.
Ningún político o entidad conservacionista denuncio los asesinatos, el robo de tierras, las expulsiones, las humillaciones y depredaciones sufridas por Wichis, Tobas y Matacos en Salta. Pocos son los que defendieron al asentamiento  Toba “La Primavera” de Formosa, donde fueron asesinados varios de sus componentes a manos de la policía provincial, luego debido a la voracidad de los grandes pool de siembra, coaligados con el poder político
perdieron casi todas sus tierras El 24 de enero en la apertura del festival de Cosquin el cantor Raly Barrionuevo se refirió a la lucha de Famatina a favor de la ecología, detrás de su persona en una pantalla gigante pasaban imágenes referentes al pueblo norteño.
El publico presente y miles de televidentes aplaudieron los dichos del artista a favor de la ecología.
Lo que no expreso el cantante santiagueño fue que en su provincia matones a sueldo, matan a militantes ruralistas indígenas, que luchan por su cultura, defendiendo el medio ambiente y su habitad natural.
Tampoco explico que a las grandes empresas agropecuarias que operan en su zona solo les interesa sembrar soja, envenenar los campos y hacer dinero sin importar la forma a emplear.
Por tal razón siguen con  la tradición de aniquilar pueblos originarios para robar sus tierras como lo hicieron siempre. Desde la sociedad rural, genocidas como Roca, Martínez de Hoz, Menéndez Bety, Braum, Blaquier, Anchorena etc. Fueron los genios exterminadores.
En el norte cumplieron la misión Boch, Victoria, Centeno, Sáenz loza y otros sicarios de la oligarquía  terrateniente.
Algunos gobernadores miran hacia otro lado por conveniencia, ya que las grandes empresas sojeras los mantienen en el poder y les financian las campañas políticas. “Mientras que estos negros sucios y piojosos solo sirven para pedir cosas continuamente, sin prestar ningún beneficio (Sic)- Palabras de un funcionario formoseño.
En la “Villa Rio Bermejito” viven en forma paupérrima decenas de familias tobas discriminadas, humilladas y maltratadas por hombres del gobierno municipal.
Cuando los Qom demandan las tierras que ocuparon sus antepasados y reclaman los derechos adquiridos, los acusan de salvajes belicosos y como reprimenda le retacean el bolsón alimentario.
El gobernador Capitanich gasto varios cientos de miles de pesos, organizando un partido de futbol, al parecer por sus dichos, el Chaco marcha viento en popa; hablo son soltura en reportajes radiales y televisivos de la importancia del evento para toda la provincia.
Pero en sus alocuciones no le comunico al país, que muchos pueblos en el Chaco (entre ellos Avia Terai)  beben agua contaminada con un alto porcentaje de sales arsénicas y de mercurio que la hacen no apta para el consumo humano. Además en esta época el pueblo recibe una lluvia de glifosato y desecante brindados por los aviones fumigadores.
Como podemos apreciar se ocultan cosas tras mentiras bien unidas.
Ahora bien, los canales televisivos  muestran a supuestos habitantes de Chilecito y Famatina, manifestándose, vestidos de una manera distinta a los lugareños, el cutis de muchos es terso y claro, es raro porque la mayoría de las poblaciones norteñas tienen sangre quechua.
La oposición se deja manejar por los grupos mediáticos falaces y mentirosos, si piensan ganar votos de esa forma, no creemos que les de resultado, tendrán otra frustración como en octubre pasado y Artaza, Alfonsín, La Carrio, Solanas, Stolbizer y los demás políticos ciegos de odios, enemigos de la democracia, en las próximas elecciones volverán a ser “cola de perro”.

     Horacio Silva  (Avia Terai 27/01/1012)


 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Te Quiero Tanto, Tanto





En la lejanía y en la cercanía,
desde cualquier lugar,
viajo por el océano selvático de tus ojos,
me detengo en las tiernas montañas de tus labios 
y acaricio tu cuerpo de sabrosas amapolas.


Junto a tu piel florecida de antojos
y el tacto sedoso de tus manos 
me silba el alma.


Te quiero tanto, tantísimo, que
me gustas despierta y dormida,
por la mañana, a media tarde y por la noche, 
cuando en tu mirada se reflejan lunas o mieses.


He caminado a través de mil vidas hasta dar contigo.

Por fin, 
te encontré.


Ahora,
quédate conmigo,
instálate en mis deseos.


 Javier Úbeda Ibáñez
                      
 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El Consejo de Banchs a Nestoroff


¿Cómo escribía Nestoroff?, Carlos Horacio Bruzera lo describe así:
Es posible que yo sea uno de los pocos que lo vio creando. Me quedaba como una estatua del otro lado de la veterana me­sa fraternal observando el trajinar de su inspiración. Cigarrillo entre los dedos, al que de tanto en tanto soplaba para disminuir la brasa, envuelto en un pesado humo convertido a mis ojos en humareda amenazante. Cruzado de piernas balanceando su zapato en el aire. Ante él, un papel, cualquier trozo de papel disponible. Tengo algunas de sus poesías escritas en reta­zos de hojas de mil colores y tamaños. Entre los dedos de su mano derecha un lápiz casi siempre anciano a alguna "birome" manchadora. Lo estoy viendo tamborileando los dedos de su mano izquierda sobre la tabla contando a toda velocidad las sílabas, mientras marca el ritmo con su pie suspendido. Era extremadamente raro que corrigiera. Escribía de un tirón, en tiempos muy breves. Infinidad de versos no tienen  la más mínima tachadura. Lo recuerdo dándome un consejo que él había recibido de Banchs. Imitando siempre a Martí, recitaba aquello de:
"No trabajes el verso
con amor prolongado.
Sea como palomas
que se van de las manos".


Esta técnica era similar a la de John Keats, quien decía que el poeta debe dar poesías naturalmente, como un árbol da frutos. Claro que esto tiende a buen resultado cuando existe una formación y una experiencia, de lo contrario podíamos cometer el error de redundar, descolocar o destemporarizar la obra.
Pienso que entre John Keats, Artur Rimbaud, Enrique Banchs y Mario Nestoroff existe un mismo hilo conductor. Por eso Keats entre los 21 y 24 años creo toda su obra, y Rimbaud a los 20 años abandona la poesía o Banchs que escribió sólo cuatro libros y guardo silencio el resto de
su vida (cincuenta años), y Mario que después de su Canto al Chaco publicó a lo sumo dos poe­sías suyas en su etapa de redactor en “La Gaceta” y se dedicó a contar acontecimientos internos, analizando algún poema clásico y hasta opinando sobre las maravillas que leía en forma constante.
En sus últimos libros de poesías, Borges explicaba que él escribía cuando un tema le era recurrente. De la misma manera Sábato en una de sus cartas aconseja al remoto muchacho, no largar la obra en la primera vez, retenerlo hasta que el tema recurra o hasta que nuestras experiencias nos den la claridad para volcarlas. Esto le dan un valor agregado a la obra ya que con la fruta no basta, también debe de estar madura (Las palomas no sólo deben irse de las manos, también deben volar adecuadamente).
Todo tiene un origen y un orden, hasta la anarquía. No podemos escaparnos de esa estructura pero si de sus derivados. Sabemos que la métrica y la rima es forzada: se acortan versos, se suprimen y se buscan estrategias para que coincidan y logren la forma que el escritor precisa. ¿Cuántos poemas quedaron inconclusos por estas cuestiones? A veces no es necesario hilvanar un verso durante tres días para que al fin concuerde o cierre un poema. A una fruta no la maduran sus formas.
Los restos de papel escritos por Nestoroff que posee Bruzera son producto de esto. Y en esta observación se demuestra porque el poetas no les ha dado  importancia (Lo estoy viendo tamborileando los dedos de su mano izquierda sobre la tabla contando a toda velocidad las sílabas, mientras marca el ritmo con su pie suspendido) Esta expresión corporal era la maquinaria que le permitía obedecer a Banchs, si fallaba, el trabajo no servía. Quizás por eso Bruzera y Meloni entre otros, atesoran en retazos de papel versos del legendario poeta.
Mario Nestoroff me pregunto ¿De cuánta beldad fuimos privados los lectores al someterte a una singular filosofía poética?


Mauro S. Martínez  
                                                                                                               
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



(A Edgardo M.)


Los cascotes de humus
Laceración de  un ataúd
Brillante por fuera
Por dentro sin luz.

Cedro por fuera
Por dentro de zinc
El cuerpo en prisión
Vuela el alma feliz.

Impacto de terrones
En una suerte de alud
Los sueños sepultados
Tras velo, polvo y tul.

Fluidez de lágrimas
Las órbitas acuosas
Bruscos saltos faciales
Las cascadas salitrosas.

Oración a San Jorge
Con puños apretados
La petición inconclusa
Dormita en tus manos.

La imperceptible sonrisa
Sellada en tus labios
La tomo como propia
El más preciado legado.

Veintitrés de noviembre
Brasa de sol. Cielo azul
La morada de los muertos
Me carga una nueva cruz.

Amílcar Martínez