Páginas vistas en total

29/12/12

Vestigios N° 9






Nadie es Profeta en su Tierra


            Junto a un grupo de amigos escritores, bregamos por dejar bien sentada la cultura de nuestro pueblo, por tal razón usando dinero propio es que publicamos una revista literaria, con el fin de hacer conocer nuestra obra, ya que no tenemos ayuda municipal, provincial ni nacional, pese a los pedidos realizados.
            Casi todos hemos editado algún libro con grandes sacrificios, para poder hacerlo en muchos casos, pedimos dinero prestado para abonar los gastos de impresión. Solo un escritor recibió un pequeño subsidio por parte de la municipalidad.
            Sin ningún respaldo tuvimos que vender nuestros libros casa por casa casi sin ganancias, también donamos ejemplares a las instituciones educativas. Tenemos una secretaria de cultura municipal a la que no le importa la cultura, solo le interesa las cosas triviales donde no es necesario pensar mucho, saben que cuando mas inculto permanezca el pueblo mas fácil puede ser manejado.
            Cabe recordar que todos nosotros somos conocidos en los foros culturales ya que hemos ganado premios y menciones en eventos realizados en todo el país. Además, editoriales como Dunken, Galmort y Raíz Alternativa han seleccionado y publicado nuestras obras, dándolas a conocer a nivel internacional.
            Nuestro Blog cuenta con más de 900 visitantes y la revista “Vestigios” tiene colaboradores de Argentina, Méjico y España.
            Nos sorprendió gratamente las palabras del escritor y periodista “Mempo Giardinelli” cuando escribió: “Hola, estuve leyendo vuestra revista cultural.
            No puedo menos que alentarlos, es heroico que en el interior del Chaco tengamos estos Vestigios.
Reciban un abrazo cordial.”
Como podemos apreciar somos reconocidos por nuestros trabajos en todas partes y nunca negamos decir que somos

representantes de Avia Terai, aunque en el pueblo las autoridades nos den la espalda.
En el mes de mayo del 2011 volvió a funcionar la secretaria de cultura de la municipalidad; fue nombrado secretario un sujeto de la ciudad de Sáenz Peña que responde al apelativo de “Eduardo Difiore” cuyo logro mayor en aras de la cultura fue el de haber leído el su totalidad “El Libro Gordo de Petete”.
En la primer charla que tuvimos, el funcionario nos prometió un maravilloso mundo cultural, donde todos los escritores publicaríamos sin cargo nuestras obras y el municipio las exhibiría en todas las ferias del libro de la provincia.
Los bailarines-dijo-contarían con profesores idóneos, igual que los actores de teatro, los cuales tendrían los mejores directores del medio.
“Porque ahora hay presupuesto para hacer todo”- Expreso Difiore-.
La secretaria también proyecto filmar un documental sobre la fundación del pueblo y su trayectoria a través de los años; para ese fin Eduardo, el soñador, trajo al cineasta que haría la película patrocinada por le INCAA. Como es de suponer todos nos entusiasmamos al conocer los planes del secretario.
El paso siguiente de este muchacho incansable fue pedirme que escribiera una obra teatral representando la leyenda local “La Tumba del Indio”. Después de una semana trabajando a destajo termine la pieza; inmediatamente la secretaría contrato al famoso actor y director Carlos Canto, para poner en escena la obra en cuestión, la idea era representarla con actores del pueblo.
Hubo algunos ensayos, luego por problemas financieros el plan fue abandonado.
Días después, el dueño de la cultura se apersono en mi domicilio junto al supuesto director de cine para encargarme el guion del documental, prometiendo que el mismo se abonaría de acuerdo a lo estipulado en el presupuesto de la producción, con arreglos conjuntamente entre el INCAA y la secretaria de cultura.
Tardé casi un mes en investigar, leyendo fechas en antiguos documentos, preguntando a viejos pobladores, visitando lugares históricos etc. Al fin termine conforme a la data establecida para la entrega.
Fue tal la emoción de los dos interesados que al recibir el libreto, salieron apurados de mi casa y se alejaron sin pronunciar palabras.
Cabe destacar que fui timado en nombre de la cultura, porque no recibí ni tan siquiera, el valor del material utilizado en escribir los dos libretos.
Cuando el “Instituto de cultura de la provincia repartió fondos a las áreas de cultura de los municipios, entrevistamos al señor secretario sobre el destino del dinero, nos contesto con todo desparpajo y muy suelto de cuerpo, que la plata había sido gastado en comida y otras necesidades para la gente de escasos recursos. Alegando que “El municipio anda escaso de dinero”- textuales palabras. Querido Difiore. Cuando se gasta dinero que era específicamente para un fin en otra cosa se llama aquí y en la china “Malversación de fondos”; la cuestión es que de esta forma se esfumaron los proyectos culturales junto a nuestro dinero.
Si el señor intendente no conoce nada de esto, le pido una reunión con los escritores para que nos explique donde van a parar los fondos repartidos por el instituto de cultura, de lo contrario lo considerare como una falta de atención hacia los escritores.

Horacio Silva
 Avia Terai – Chaco


 




Ilda Susana



En la oscura tierra de Napalpi
(donde los pájaros te vieron nacer)
allí permaneces con tus secretos
de los días y de las noches

Donde tus amigos eternos
el silencio, el viento, el sol,
las lluvias, las lunas, el roció
besan tus manos, tus labios

Donde la primavera te lleve
a tu cuerpo dormido su perfume
donde el otoño en cada hoja
la voz de tu vida

Tu no estas entre nosotros
en febrero partiste
en busca del otro mundo
cuando entre sus  brazos te llevo la muerte.
  
                                                                  Hugo Medina

 






Los Jóvenes y la Política ¿Una Relación Olvidada?


Asistimos, y no es ninguna novedad, a tiempos nuevos en la política argentina. Más allá de cuestionamientos y aceptaciones con el desenvolvimiento del actual gobierno nacional, lo más aplaudible, creo, es su inclinación a crear espacios de participación de la juventud,  algo que se presentaba como una deuda histórica en gobiernos anteriores. Es loable ver apariciones importantes durante la última década, donde el espacio joven fue cubierto gradualmente por distintas agrupaciones  a nivel nacional. “La Cámpora”, la Agrupación  Evita, los jóvenes de Libres del Sur con Victoria Donda a la cabeza, el socialismo Binnerista en Santa Fe, Proyecto Sur y  distintas corrientes de izquierda que  tienen en su núcleo a mayoría de jóvenes. Aquí en el Chaco cada vez son más los grupos que  nacen como producto de esta avalancha de recambio: La agrupación Felipe Gallardo, la agrupación 20 de noviembre, la Arturo Jauretche de Barranqueras y San Bernardo, los jóvenes K de Chaco, la juventud de Proyecto Sur liderada por Polo Legal, la Renovación de Convergencia Radical que siguen a Ángel Rosas y varios más que van marcando el camino a seguir.
Pero a no  confundirse. Existen todavía vacios de participación joven en el interior chaqueño, en localidades donde los caudillismos han arraigado con más fuerza y donde la juventud de tal o cual agrupación está dada por “jóvenes” de 40 o 50 años. Allí esa otrora juventud se encegueció de confianza y supuso que los desafíos de los nuevos tiempos serían escollos fáciles para sus gordas experiencias. Pero no fue así. La realidad les tiró un espejo opaco donde sus viejas militancias no encontraron respuestas a cuestiones nuevas, donde el viejo repertorio de la “primera hora” sonó desafinado y anacrónico. Y murieron las utopías, y con ellas la  confianza de la nueva juventud en la política. Y entonces el resultado fue años, décadas de omisiones jóvenes, de temor a la militancia, de clase desahuciada y herida, de  viejos ecos que susurraban “…jóvenes imberbes”, “noches de lápices”, “saqueos”, 
incertidumbre neoliberal,  “gran circo menemista”, “corralitos”,  “que se vayan todos”…

Si, todavía existe mucho temor en la juventud, el miedo al “quemo”, al involucrarse y sentir poco respaldo a la hora de la participación en las decisiones ejecutivas. Los jóvenes sintieron que los viejos dirigentes solo los necesitaban dos meses antes de las elecciones y que luego los trataban de contentar con algún puestito temporal dentro de la estructura de poder: “Forros”. Eso desencadenó una fractura que todavía dura, a pesar de la escalada joven de agrupaciones militantes. La herida no cura y la relación que en algún momento hizo decir a un famoso dirigente “…esa juventud maravillosa” decayó en el olvido y el desinterés. Y se oyeron voces jóvenes decir “la política es sucia” o “la política es una mierda”, “solo progresas económicamente si te prendes con algún político de arriba…” y demás yerbas. Y varios gobiernos fallidos avalaron con creces estas afirmaciones, engordaron justamente la mochila de corrupción y mandaron al carajo estanterías donde reposaban ídolos intocables. Y la relación se fracturó. Pero como sabemos después de una gran tormenta siempre sale el sol.
Hoy la cosa está cambiando. Asistimos a un despertar gradual de la juventud, de la juventud chaqueña, aquellos caudillismos de los que hablábamos al principio se remueven en sus sillas inmortales (hoy ya no tanto) y comienzan a desandar estrategias para preguntarse dónde estuvo la falla. La juventud quiere participar porque sabe que vive en democracia, que hoy si puede disentir sin temor a ser un desaparecido más, sin temor a ser castigado por exponer sus convicciones. Y porque también sabe, al decir de Berthold Bretch que “el peor analfabeto es el analfabeto político, porque no oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos, no sabe que el costo de todo lo que consume cotidianamente dependen de decisiones políticas. Es tan burro que se enorgullece diciendo ‘odio la política’; no sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y extranjeras”. Ante esto nosotros

como adultos, como educadores tenemos el compromiso de marcarle la cancha al joven pero que ellos jueguen el partido, y que asuman con estoicismo y convicción sus derrotas como  sus triunfos. Deben entender, este es el tiempo, que son el recambio, que en sus manos están los destinos de las futuras sociedades, que la vieja dirigencia ya ha cumplido su ciclo (y que deben enrocar ejecutivo por asesoría) y ese puesto requiere sangre nueva para tiempos nuevos. Ojalá que así sea.

 Fabián  A. Mancilla
                                     (Docente de Historia  en el I.N.T. Ppa. Del Infierno)

 





No Consigo Reír


Cuando comencé a llegar a su casa no fui aceptado con naturalidad, costó bastante que sus padres me dejen entrar al hogar. En realidad su padre no era tanto, la que poseía un don de  desconfianza tremendo era su madre; y no sé si por lastima, perseverancia o algunas de mis palabras pero se convenció y me acomodo como un miembro más de la familia.
Al principio me pareció raro que no rieran y que en el hogar no existieran fotos porque esto es común en cualquier casa de familia, también me extraño que mi novia no cantase pero con el transcurso de los días fui asimilando las costumbres y los comportamientos que me resultaban ajenos.
Hace nueve meses que la voy a visitar y los fines de semana realizo actos de presencia donde prácticamente quedamos solos en la casa. Mi suegra va visitar a su madre y su esposo e hijos a la cancha para apoyar al club del pueblo o ver los partidos en el bar de la esquina.
Semana tras semana se repetía lo mismo, eran predecibles los movimientos que cada uno de los habitantes realizarían hasta que el pasado sábado ocurrió un hecho que me sorprendió. Cuando entre al living observe que sobre los muebles había cuadros, me acerqué a verlos y eran ellos en la típica pose familiar, las sonrisas se les desencajaban de las miradas monótonas. No eran muecas falsas, eran verdaderas y en su conjunto relucía un aspecto anómalo. Me puse incomodo al mirarlas pero me distendí cuando me invitaron mates bajo el típico clima sobrio. Luego alguien entro por el portón trayendo un sobre y se retiro resonando sus pasos. Ello se juntaron a leerlo y al terminar la última línea lo hicieron, si, sonrieron frente a mí, presencie esa imagen, fue tal el impacto que baje la mirada y me puse algo nervioso pero eso no sería lo que verdaderamente me sorprendería. Al  terminar de tomar mate, mi novia junto a su madre fueron a la cocina, ambas prepararían la cena y mientras picaban vegetales en la cocina yo veía el encabezado del diario que ojeaba mi suegro y de repente ceso el golpe del cuchillo en la tabla y escuche que ellas comenzaron a reír, lo hicieron enérgico y tendido. En ese momento me preguntaba: ¿Qué sucede?, no comprendía, y en el otro extremo de la mesa mi suegro leía ciñendo las cejas y justo cuando comenzaba a pensar que el estaba en sus cabales estallo en una carcajada acompañada de ojos vengativos, el miedo comenzó a invadirme hasta que el sonido se detuvo coincidiendo en el ruido de un motor que se alejaba por la calle.
Me había acostumbrado a no verlos ni oírlos reír y ese ruido que denota gracia, alegría y satisfacción me generaba una inquietud escalofriante igual que un bosque con aquella montaña que un día entra en erupción. Y cenamos sin otro atenuante que el de los cubiertos chocando en el plato y de fondo el noticiero de la televisión.
Esa tarde todos realizaron su rutina, volvimos a quedar solos y ya que el baño estaría libre aproveche para asearme. Al salir del baño oí que tarareaban y cuando me acercaba a la melodía también me aproximaba a la habitación de mi novia, entonces abrí de golpe la puerta y estaba sentada en la cama peinándose, cantando una canción limpia y sonora, era muy triste. La mire sorprendido y me pregunto: _ ¿Qué pasa amor?
_Nada- Conteste y desconcertado me senté a su lado. Me pregunte: ¿Por qué de repente aparecieron fotos y risas? ¿Por qué mi novia cantaba? Y ¿Por qué me sentía extraño ante estos hechos simples en cualquier humano?
Ella me señalo con el peine y pregunto: _ ¿Te peino?- Como en un estado de shock conteste: _ Si- y continúe así hasta la siguiente jornada.
Por la mañana mientras cebaba mates y los observaba reflexioné y entendí que todos somos proclives al cambio y cuando comenzaba a

salir del estado para aceptar los nuevos hechos, mi suegra, mientras tomaba el mate confesó: _ Estamos muy contentos… dentro de esta semana derrocaran la democracia. Y ante esa noticia me vi en el centro, percibí derrumbarse mi alma, un escalofrió recorrió en todo mi ser y agarre el mate que me lo regresaban…
Desde entonces, aunque lo intento, no consigo reír.


Mauro Martínez









                                    QUIEN QUIERE OIR QUE OIGA (Parte II) 


(Escribe: Amílcar Martínez)

¿Por qué la Ley de Medios es de capital  importancia para el Gobierno?
En general los analistas coinciden en que es una ley que apunta directo al corazón del Grupo Clarín. El kirchnerismo está decidido a frenar al avance del Grupo mediante distintos métodos y uno, el más relevante, en realidad, es el legal. Intentar asfixiar al Grupo comandado por Héctor Magnetto por todos los frentes legales posibles. Por ejemplo, trabando la fusión entre Cablevisión y Multicanal (aprobada por la CNC bajo el mandato del mismo Néstor Kirchner). El cable representa casi el 50% de la facturación del Grupo (de $5700 millones en 2008 contra los $12.000 millones de Telefónica) y es clave para el futuro negocio del Triple Play (telefonía, internet y TV todo en un mismo servicio), un negocio estimado a grandes rasgos en quince millones de pesos al año. Se hallan preparados para competir en este rubro tres grandes grupos empresarios: Telecom, Telefónica y el Grupo Clarín. Sin embargo, las dos telefónicas no están en condiciones de ofrecer el servicio porque la actual ley prohíbe que las empresas de servicios públicos (los teléfonos lo son) brinden servicios de radiodifusión. La nueva ley elimina de un plumazo esta prohibición. Técnica y legalmente, el Grupo Clarín puede salir a ofrecer el servicio en este preciso momento pero, se ve impedido de hacerlo por cuestiones meramente políticas.

         Resulta que el otro método que esgrime el gobierno, más ruidoso pero menos efectivo en los hechos, es el ataque constante de sus miembros, los medios oficialistas como Visión 7, CN23, Canal 9 (cedido al gobierno por el mexicano nacionalizado yanqui Remigio Ángel González González) con los programas ultraoficialistas “Bajada de Línea”, “Duro de Domar" “Televisión Registrada” (TVR), en tanto el “Aparato Paraperiodistico 678” hace lo propio desde el mismísimo
canal estatal, quedando margen para que la misma presidenta, toda vez que se presente la oportunidad pueda vapulear en público al Grupo (acusándolo de monopolio) y a sus empresas, especialmente el diario y a TN (bautizado por el kirchnerismo como “Todo Negativo”).
En las retinas de millares de argentinos persisten aún, las imágenes del día antes de la presentación del proyecto, cuando Néstor Kirchner, en un acto partidario vociferó: “Qué te pasa Clarín? Qué querés? Por qué no informás con la verdad?”.
En este contexto hostil a todo lo que sea pensamiento divergente, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, Gustavo Mohme, dijo que la institución “lamentó el avance del gobierno sobre la libertad de prensa de parte del Congreso argentino”, en reacción a la aprobación de la ley por la cual declara de interés público la producción, venta y distribución de papel para diarios.
           Los ciudadanos argentinos no podemos desconocer que esta legislación avasalla el artículo 32 de la Constitución Argentina y principios de jurisprudencia interamericana que prohíben la promulgación de leyes que afecten la libre publicación de las ideas.
            La ley, aprobada por el Senado nacional con 41 a favor, 26 en contra y una abstención, regula a través del Ministerio de Economía los precios, la comercialización y la producción del insumo, cuya principal manufactura en el país está a cargo de la empresa Papel Prensa, de la que son socios los diarios Clarín y La Nación, junto al Estado como accionista minoritario (atesora el 28% de las acciones).
             El ciudadano argentino común, medianamente informado,  manifiesta su preocupación por la intervención judicial y el allanamiento el 20 de diciembre de la sede del canal Cablevisión en Buenos Aires, empresa del Grupo Clarín, porque entiende que representa un acto excesivo de fuerza pública sobre un conflicto que, de existir, debería ser resuelto por métodos más apropiados.
           El allanamiento, en el que participaron más de cincuenta efectivos armados, fue una medida judicial por una denuncia del grupo mediático Vila-Manzano, adicto al gobierno, de la provincia de Mendoza, contra la fusión de los canales de Grupo Clarín,
Cablevisión COPOS y Multicanal, por presunto abuso de posición dominante. La unificación de los canales fue autorizada en 2007 y revocada en 2010. La decisión judicial también dispone la intervención de la empresa por un año y la separación de los canales en 60 días.

             También observa con inquietud otra decisión judicial del 22 de diciembre que afecta el patrimonio del diario La Nación de Buenos Aires y de otros 22 diarios argentinos. Por solicitud de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), un juez federal tributario decidió la inhibición general de los bienes de La Nación por una polémica deuda impositiva de vieja data. La Corte Suprema de Justicia había fallado en 2009 favoreciendo a las empresas periodísticas con la suspensión del pago de la deuda, un elemento que no fue tenido en cuenta por el magistrado que dispuso en la última semana de diciembre del año pasado la inhibición de los bienes.
Paradójicamente el diario “Página 12”, anteriormente independiente e ingenioso, recibió 5,6 millones de pesos como recompensa por haber pasado a formar parte del sistema de control adoptado por la Casa Rosada.
  Cualquier similitud con los sucesos históricos acaecidos hace sesenta y seis años, respecto al avasallamiento de la libertad de prensa durante la gestión de gobierno de Juan Domingo Perón, no se engañe el pueblo argentino, es mera coincidencia.

“La Historia, es la ciencia que estudia el pasado,
 no como algo muerto,  sino como vida vivida,
que sigue viviendo en el presente
de cada uno de nosotros”
José Luis Romero (Historiador, Profesor
y  Rector Universitario Contemporáneo)
 

 


No hay comentarios: